La domótica y su contribución a la eficiencia energética del hogar

por | 3 junio, 2020

La domótica son los sistemas que automatizan la vivienda o edificio, gracias a esta tecnología el consumidor podrá gestionar su consumo de energía, pero además aporta un mayor bienestar y seguridad. En este artículo te contamos cómo estos sistemas pueden disminuir el gasto energético y la importancia de elegir las tarifas adecuadas para pagar menos por ello.

Ahorra en tus facturas gracias a tu tarifa

Muchos consumidores implantan domótica en su vivienda y reducen su consumo energético, sin embargo, no logran ver un reflejo significativo en sus facturas. Esto se debe a que la elección de sus tarifas de luz y gas es inadecuada. Estos son los pasos que deben seguir los usuarios a la hora de elegir tarifas energéticas.

  1. Conocer su consumo habitual y sus necesidades específicas.
  2. Comprobar las diferentes modalidades que existen en el mercado energético: tarifas de discriminación horaria, precio del kWh estable, PVPC…
  3. Tras escoger una modalidad, el consumidor podrá utilizar un comparador de tarifas para ver qué comercializadoras le ofrecen los precios más bajos.
  4. Por último, el usuario tendrá que leer detenidamente las condiciones de las ofertas que más se adaptan a su hogar y, finalmente, contratar.

Por otro lado, aquellas personas que acaben de mudarse a una nueva vivienda pueden encontrarse en la situación de tener que dar de alta la luz o el gas. El precio de dar de alta la luz y el gas es el mismo, sea cual sea la comercializadora contratada, así que los usuarios no tendrán que buscar la oferta más barata. ¿Cuánto tardan en dar de alta la luz? Los plazos para realizar estas acciones y que los suministros estén activos son de 5 a 7 días. Cuanto tardan en dar de alta la luz es una cuestión que también regula el Gobierno de España, al igual que los precios a pagar por ello.

¿Por qué la domótica ayuda a ahorrar?

A continuación, te explicamos por qué la domótica hace que el consumo energético disminuya notablemente:

  • Adaptar la potencia lumínica: el usuario podrá regular la potencia de las luces en función de sus necesidades en cada momento. Además, estas luces serán LED para que consuman menos.
  • Controlar la temperatura de la vivienda: los sistemas de climatización estarán controlados gracias a la domótica. Hay que tener en cuenta que cada grado de más supone un 7% más de consumo energético. Lo ideal es que se mantengan en 21º en invierno y entre 24º y 26º en verano.
  • Avisos de incidencias o problemas: este servicio notificará si hay anomalías en el consumo energético o aparatos que no funcionen correctamente.
  • Apagar dispositivos: el consumidor podrá comprobar a distancia si hay dispositivos conectados en su vivienda y apagarlos para que no consuman energía.
  • Gestión de las persianas: estos objetos actúan como reguladores térmicos, poder programarlas ayudará a mantener la temperatura de la vivienda y evitar un uso extra de la calefacción o aire acondicionado.

En este artículo se reflexiona acerca del futuro de la domótica en las viviendas. No te lo pierdas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *