Convertir nuestro salón en una sala de cine

El salón es el lugar más importante en una casa. Pasamos allí la mayor parte del tiempo, siendo el centro neurálgico de nuestras reuniones familiares y el lugar de bienvenida de nuestras amistades.

La tecnología puede ayudarnos a equiparlo para que nos sintamos como en el cine: Las tecnologías de audio y vídeo actuales ofrecen unas prestaciones que son capaces de llevar una calidad de imagen y sonido capaz de competir al de muchas salas de cine.

Crear nuestro propio cine en casa

Toda casa moderna tiene dispositivos multimedia: ordenadores, televisores, videoconsolas… se han convertido en una pieza más de nuestras vidas al igual que el mobiliario. El desarrollo de la TDT y de plataformas como Netflix no solo ha cambiado nuestra forma de ver el mundo sino también nuestra forma de divertirnos y de relacionarnos.

salon-cine

Una buena pantalla con un modelo FullHD o un equipo 4K nos permitirá disfrutar de la misma experiencia que la que vivimos en un cine pero sin tener que salir de casa. Buscar la pared más idónea para proyectar las películas y buen proyector y disfrutar.

Buscar unas buenas butacas, o un buen sofá nos ayudará a crear un buen ambiente de relajación. Lo importante es que nadie nos moleste, así que, al igual que en un cine de verdad, móviles apagados y palomitas en la mesa.

Por supuesto, controlar la iluminación de la sal nos ayudará a darnos la misma sensación que la de un cine: apagar las luces o modularlas nos ayudará a entrar en el ambiente.

Un buen sistema de sonido siempre es necesario

Hay dos elementos fundamentales dentro de una sala de cine: una buena posición para ver la película y una buena acústica. Ubicar bien los altavoces nos ayudará a disfrutar la película. Algunos consejos a tener en cuenta son:

  • No colocar los altavoces en las esquinas de la habitación ni pegados a las paredes. Los tres altavoces frontales (central más estéreo izquierda y derecha), deberán encontrarse en el mismo plano frontal de emisión de sonido
  • Colocar una alfombra gruesa entre los altavoces y la posición de escucha. Este objeto tiene la capacidad de absorber una parte de la energía de las ondas que inciden en su superficie.
  • Cubrir las ventanas y puertas de cristal con cortinas gruesas nos ayudará a difundir más el sonido. Además, nos ayudará a evitar que la luz se filtre dando más oscuridad a la casa.
  • El sonido es lo más importante: Los sistemas de canales 5.1 o 7.1 tienen un subwoofer para frecuencias bajas, 2 altavoces de sonido envolvente que pueden quedarse detrás de la posición del televidente, o a su lado, otro altavoz para el centro que pondrá por encima y por debajo de la pantalla TV, y un par de altavoces delanteros.

Por último, sentarse y disfrutar

Una vez instalados, lo importante es relajarse y disfrutar. Ver una película desde la comodidad de tu casa, tomando palomitas sentado o tumbado en el sofá pudiendo controlar esos pequeños detalles como las pausas para poder ir al baño o verla las veces que quieras y cuando quieras.

Porque, realmente, eso es lo importante: encontrar un momento de relax disfrutando del mejor cine desde nuestra casa.

Dejar una opinión